mídias virgens & condessa buffet

nuvenzinha, somatório de vigores, sementério de notícias, melancoriza e dengo

Officialesse

with one comment

(…)

El mundo atribuye sus infortunios (¿me aparto del tema?) a las conspiraciones y maquinaciones de grandes malvados. Entiendo que subestima la estupidez.

Es curioso el hecho de que tanta gente, en una época de penuria como la actual, se vuelque a la tarea de enriquecer el vocabulario. Frenéticamente inventa palabras, o las desentierra de libros (¿no es increíble?) donde dormían el sueño de los muertos, o les confiere acepciones forzadas, incorrectas, fantasiosas, pero nuevas. Piensa tal vez que no sólo pan vive el hombre y que afligidos por infinidad de privaciones, a lo mejor encontramos alguna compensación, o por lo menos consuelo, en la certidumbre de que a qualquier hora del día o de la noche podemos recurrir a las palabras fractura, estructura, infraestrutura, para no decir nada del verbo escuchar, que indudablemente ha de engolosinarnos, porque no se nos cae la boca.

(…)

Desde luego las palabras no son más que un elemento en el arte de escribir. El que dice lo que se propone, de manera eficaz y natural, con el lenguaje corriente de su país y de su tiempo, escribe bien. ¿Después de “corriente”habría que intercalar “entre la gente culta”? No sé. Es tan dificil determinar quien es y quién no es culto. Debemos casi todas las palabras de este diccionario a gente supuestamente culta.

Hay que reconocer que en materia de idioma son decisivos algunos conceptos que irritan nuestra impaciencia racionalista. El concepto de uso, que es fundamental, está vinculado a circunstancias temporales, que nos parecen más própias de rápidos modistos y de assuntos decoradores que de uns escritor: lo que ahora se usa, lo que todavía no se usa, lo que ya no se usa, como en el consejo de Alexander Pope: no ser los primeros en tomar lo nuevo, ni los últimos en descartar lo viejo.

(…)

Considero que este diccionario no es útil si pone en evidencia el engolamiento de quienes adornan sua ideas y si estilo com la falaz pedrería de programática, de acervo, de coyuntural, etcétera. La próxima vez, cuando estén por estampar alguna de esas palabras lujosas, quizá recuerden y vacilen. Mejor no soñar. Bástenos la seguridad de haber participado en el esfuerzo, que a todos nos incumbe, de restituir siquiera precariamente el buen sentido en este mundo propenso a la locura. Ya sabemos que algunas palabras de nuestro diccionario entrarán y quedarán en el idioma; evitemos, por lo menos, que entren todas juntas.

(…)

Adolfo Bioy Casares em Diccionario del argentino exquisito – Emecé Editores, 2005

Written by bb

April 15, 2010 at 4:24 pm

Posted in instruindo o psit

One Response

Subscribe to comments with RSS.

  1. BB, me vi ali voando no seu FLICKReam-cracker!
    :P saudades daquele circo!
    beijocs

    Pardal

    April 18, 2010 at 12:50 am


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: